Buscar

Existencia en época de pandemia.

Existencia en época de pandemia.

Hay que salir por algunas verduras. Preparo la ropa de calle, pongo el cesto de la ropa sucia en la entrada, dejo abierta puerta de baño para llegar a lavar manos. Los tennis de calle ya están en la entrada y adentro sólo uso mis chanclitas de casa.


Tomo el dinero en la mano para no sacar cartera ni nada, me pongo tennis y dejo chanclitas.

Vamos.

Salgo, qué rico salir, qué rico que no hay contaminación sonora. poca gente pero sí hay gente. Veo dos señoras entregando su basura al camión de la basura y digo chale, ¿regresarán a lavarse las manos?

Veo que una de ellas les dona una botella grande de alcohol con gel, el señor de la basura le agradece mucho y lloro. Ando muy llorona. por todo se me hace nudo en la garganta.

Doy una vuelta al parque buscando al señor de los helados. Desde que yo era niña ese señor vendía afuera del Colegio La Florida, hoy que regresé a vivir a la nápoles a mis 40’s, sigue vendiendo helados en la colonia y estoy sufriendo porque hoy debe estar todavía más viejito y qué va a llevar ese señor a su casa. Quería darle dinero pero no lo encontré. Algunas personas corriendo en el parque. Otro par sentados en las mesitas. Los puestos de papitas y juguetes de niños se pusieron igual. En la zona de niños, que el otro día vinieron a lavar con agua, jabón, mangueras y escobas prácticamente no hay nadie. Sólo un par de niños con sus papás. No encontré al viejito de los helados Qué será de él.

Muchos albañiles en la calle. buscando su comida y pues es que siguen trabajando. Ay, ya se no queremos que se mueran, pero ojalá no cancelen transporte público porque entonces se quedan sin trabajo y entonces se mueren igual. Sigo cuestionando todos mis privilegios.

Llego a la verdulería. Ya no iré al súper. Dan empleos pero creo que pueden sobrevivir mejor. Compro lo que necesito. Platicamos. Vuelvo a casa. Entro, dejo tennis, me quito toda la ropa y la echo al cesto. Cuando se junte la echaré a la lavadora y en cuanto la eche me lavaré manos otra vez. Me pongo chanclitas y avanzo, llego al baño, me lavo manos. 30 segundos. Desinfecto teléfono, bolsa, mis lentes. Dejo todo y me voy directo a bañar.

Photo by Clay Banks on Unsplash


Salgo de bañar y a lavar lo que compré. Lo que tiene empaque lo tiro y me quedo con lo de adentro. lo de plástico lo lavo tal cual, cuando se seque lo meto al refri. Lavo todas las verduras. Echo bolsa de tela al cesto de la ropa sucia y me vuelvo a lavar las manos.

He visto mucho cine. Me divierto poquito porque parece una película. Qué lastima que no hay zombies. Qué bueno que no hay zombies, a parte de esto, tener que correr y esconderte, qué angustia.

Qué va a pasar con el mundo. qué va a pasar con el país. qué va a pasar con mi economía. ¿quebraré? ¿qué haría si más pacientes cancelan y no puedo pagar la renta? Yo también vivo al día y no tengo ahorros ni rentas ni sueldo. Y ya ahorita con los poquitos cancelados no sé si voy a llegar.

Qué divertido, parece película. mejor veo cine.

Qué rara la existencia ahora…




Publicado en: gabyfloresm.wordpress.com


0 vistas

​Última Actualización: 6 de agosto 2020.

© COPYRIGHT 2018-2020 Creado por CIR-EX

TÉRMINOS, CONDICIONES Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD

  • Facebook page
  • Twitter page
  • Instagram
  • Correo

Música: VANILLA SKY

de Lights & Motion