Perfil

Fecha de registro: 4 feb 2019

Sobre...











Subdelegación Sur de ALPE


Bahía Blanca es una ciudad de unos 400.000 habitantes, al sur de la provincia de Buenos Aires, en Argentina, a 700 km de la Capital Federal. La posición geográfica y las distancias, junto a la dificultad para viajar con frecuencia, hicieron que en principio mi formación de posgrado fuera virtual, con mucha lectura y algún acercamiento vía e- mail a los referentes que me respondían e incluso me enviaban material. Tiempos difíciles en los que hube de extremar las pocas posibilidades que encontraba, con escasísima oferta de formación existencial a distancia, y la soledad profesional en tanto no encontré en mi ciudad colega alguno que compartiera mis intereses…

Fue entonces que un llamado de la Dra. Marta Guberman para sumarme a su equipo docente, para acompañarla en sus clases en la Universidad de mi ciudad a la que viajaba con regularidad, cambió la suerte. Las clases dieron lugar al café, y el café a un cariño mutuo que consolidó las ganas de trabajar juntas. Y fue así que se gestaron actividades (charlas, talleres, conversatorios, debates y otras modalidades de formación) en mi ciudad, de la mano de Marta Guberman.



Al principio, algunos pocos colegas fueron animándose a escuchar conceptos diferentes. Pero en muy poco tiempo, fueron sumándose, interesándose en el existencialismo, pidiendo actividades más frecuentes. La Dra. Guberman hace docencia en la bahía no solo a través de sus clases en la Facultad, sino también en mi espacio de trabajo, de modo privado, y como Presidente de ALPE Argentina.

Luego, la Licenciada Susana Signorelli se suma a la cruzada, coronando el nivel de las formaciones con docentes de tanto prestigio y reconocimiento. Susana nos dio el respaldo y el aval necesarios para que surgiera la Subdelegación Sur de ALPE, en la que me acompañaron al principio Norma Troncoso, Gabriela Krujoski y Silvina Mitlanian. Al día de hoy se han sumado otras colegas.





La Subdelegación Sur de ALPE se inaugura a principios del año pasado con la Jornada “El mundo de las emociones”, en un salón desbordante, gente que queda fuera por falta de espacio físico, y un auditorio sumamente satisfecho y pidiéndonos mas actividades.





Ante la demanda de formación presencial, hemos realizado una Formación Superior en Terapia Existencial, que agotó prontamente las vacantes, con 24 egresados que se transforman en semillas, ávidas de más nutrientes para continuar creciendo. Y será en la segunda parte de este año, luego del II Congreso Mundial, que daremos continuidad a ese curso, con un programa que profundizará y expandirá. La seriedad de nuestro trabajo se ha visto respaldada por el Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires, Distrito I al cual pertenecemos, que en más de una ocasión ha avalado y auspiciado nuestras actividades.





El interés de los colegas fue abriendo a otros profesionales de la salud a la posibilidad de “humanizar” sus prácticas, con lo cual realizaremos a partir de Marzo un Curso de Capacitación en las líneas Humanistas y Existenciales para Agentes de Salud. Pero también los docentes nos piden un acercamiento, de modo que ofreceremos además un Curso: Actualidad del enfoque existencial y su relación con la educación.


En pocos años la mirada existencial ha ido creciendo en Bahía Blanca. Hoy ya no me encuentro sola buscando actividades virtuales, sino que conformamos un hermoso equipo de trabajo, y continúan sumándose colegas interesados en la formación y en la difusión, así como en las actividades de covisión e intervisión. Hoy podemos, además, constituirnos en un espacio que alberga y ofrece oportunidades. En la actualidad somos 7 las asociadas a ALPE.

Todo esto no hubiera sido posible sin la generosidad de Marta Guberman, que confió en mi y me delegó la responsabilidad de coordinar, organizar, difundir, publicitar, siendo nuestra maestra y referente, tan congruente en su vivir, tan coherente con la filosofía que la sustenta, haciendo docencia existencial “toda ella”. Agradezco el privilegio de formarme y crecer a su lado.


De manera que aquí estamos: en el sur de la República Argentina, con tradiciones de campo, gauchos, empanadas, asado y música folklorica. Aquí estamos en la bahía, entre las Sierras de la Ventana y el Mar Atlántico. Muy lejos, pero muy cerca, y esperando poder ver y conocer a los maestros del mundo cuya literatura fue fundamental para el crecimiento profesional en la mirada existencial, y que tendremos el honor de escucharlos en el II Congreso Mundial de Terapia existencial en muy pocos meses.



Y por supuesto, las puertas de nuestra casa están abiertas. Si en algún momento viajan hacia el sur argentino y deciden visitarnos, siempre hay un mate esperando.

Cordialmente.

Liliana Villagra

Asociación Latinoamericana de Psicoterapia Existencial

Liliana Villagra

Escritor
Más opciones