Buscar

Metodología para la Investigación Cualitativa Fenomenológica y/o Hermenéutica

Actualizado: 16 de oct de 2018

Este es un artículo que ha sido publicado en el número 17 de la Revista Latinoamericana de Psicología Existencial.


Resumen

El artículo intenta mostrar, de manera esquemática y didáctica, la metodología necesaria para realizar el diseño o protocolo de una investigación cualitativa fenomenológica. La fenomenología como marco, epistemología o cosmovisión filosófica de un estudio en primer lugar; y después de manera más específica, como enfoque, modelo o estrategia de investigación, cuya metodología distingue dos tipos: Fenomenología Trascendental o Descriptiva y Fenomenología Existencial Hermenéutica. El presente no sólo explica qué es cada una y sus diferencias, sino las distinciones metodológicas para aplicar cada una de ellas en un estudio.


Les dejo aquí sólo un poco, el resto lo pueden consultar en el número 17 de la Revista Latinoamericana de Psicología Existencial...


Hace algunos años, realicé una investigación

documental para una maestría en humanidades, en la

que, a falta de bibliografía, diseñé la metodología

fenomenológica aplicada en textos literarios. Basada

en mi conocimiento fenomenológico en la descripción

de un paciente, trasladé su aplicación a la lectura de

un texto. Ahora, en la búsqueda de bibliografía para la

realización de una tesis de carácter cualitativo con el

enfoque o modelo fenomenológico, me encontré ya

con algunas publicaciones, pero una enorme dificultad

de conseguir material claro, específico y sobre todo en

español. Lo poco que conseguí fue en inglés y,

excepto un par de autores, todos parecen dar por

hecho lo que dicho modelo requiere y refiere. Si se

cuenta con un amplio conocimiento fenomenológico,

puedo asegurar que es fácil trasladarlo a cualquier

aplicación y hacer, como se cuenta que decía Sartre:

“fenomenología de la cerveza”, es decir, de cualquier

cosa. Sin embargo, no todas las personas que desean

utilizar esta metodología cuentan, ni deben contar, con

un gran conocimiento fenomenológico. Por otro lado,

atendiendo al rigor metodológico, necesitan justificar

citando fuentes, y hay escases de estas. Por ello es mi

interés publicar este artículo con la pretensión de

ofrecer en español, esquemática y didácticamente,

información necesaria para diseñar una investigación

cualitativa fenomenológica y/o hermenéutica. También

referiré a los textos en inglés, de los cuales he

obtenido la información para generar el esquema que

aquí presento, facilitando la información directa,

completa y extensa, a aquellos que deseen

profundizar y manejen dicho idioma. Deseo que esto

sea un grano de arena que ayude a generar más

investigaciones con seriedad metodológica en la zona

de Latinoamérica, ya que en mi experiencia no es la

falta de temas a analizar, sino la falta de conocimiento

metodológico, lo que frena las intenciones de la

mayoría de los estudiantes. Ya que el rigor

metodológico consiste en hacer explícito todos

nuestros pasos, mencionaré uno por uno la

información que necesitamos clarificar.


Investigación Cualitativa

En primer lugar, si hemos elegido trabajar con la

fenomenología, es prácticamente seguro que hemos

optado por una investigación cualitativa y no

cuantitativa. “las ciencias naturales buscan

explicaciones, [mientras] las ciencias humanas buscan

entendimiento” (Fisher, Laubascher, & Brook, 2016,

pág. 31). La diferencia entre estos dos tipos de

investigación será lo más fácil que un estudiante o

investigador podrá encontrar en textos o el internet.

Uno de los autores más reconocidos al respecto es

Creswell1. Este autor, en el libro Research Design.

Qualitative, Quantitative, and Mixed Methods

Approaches, distingue la investigación cuantitativa

como “un medio para probar teorías objetivas

examinando la relación entre variables” (Creswell,

2009, pág. 4). La más clara distinción para elegir

investigación cualitativa, tiene que ver con el uso de

preguntas abiertas, mientras en la cuantitativa se

enlistan variables, dando explicaciones por medio de

números y estadísticas. “A menudo la distinción entre

investigación cualitativa y cuantitativa se enmarca en

términos de usar palabras (cualitativa) en lugar de

números (cuantitativa), o usar preguntas cerradas

(hipótesis cuantitativas) en lugar de preguntas abiertas

(preguntas de entrevista cualitativa)” (Creswell, 2009,

pág. 3)2. Una investigación cualitativa es “un medio

para explorar y comprender el significado que los

individuos o grupos atribuyen a un problema social o

humano. [… donde] el investigador hace

interpretaciones del significado de los datos; [y] el

informe final escrito tiene una estructura flexible”.

(Creswell, 2009, pág. 4).

“Con él término "investigación cualitativa", entendemos

cualquier tipo de investigación que produce hallazgos

a los que no se llega por medio de procedimientos

estadísticos u otros medios de cuantificación. Puede

tratarse de investigaciones sobre la vida de la gente,

las experiencias vividas, los comportamientos,

emociones y sentimientos, así como al funcionamiento

organizacional, los movimientos sociales, los

fenómenos culturales y la interacción entre las

naciones. Algunos de los datos pueden cuantificarse,

por ejemplo con censos o información sobre los

antecedentes de las personas u objetos estudiados,

pero el grueso del análisis es interpretativo”

( Strauss & Corbin , 2002, p. 20)


Marco, Epistemología o Cosmovisión

Filosófica

Desde el momento en que elegimos realizar una

investigación, nos colocamos a nosotros mismos

dentro de un marco referencial, a través del cual

comprenderemos e interpretaremos todo nuestro

estudio. Este marco también puede ser llamado

epistemología (Ortiz Ocaña, 2015) o cosmovisión

filosófica (Creswell, 2009) y es necesario que, lo

primero que hagamos al arrancar una investigación

sea explicitar todo lo que abarca. En el caso de una

investigación fenomenológica y/o existencial,

tendríamos que tomar en cuenta los fundamentos

filosóficos, sean o no existenciales, pero que aportan a

dicha epistemología; así como una actitud

fenomenológica.

Algunos de los fundamentos filosóficos son sólo

enunciados a continuación y cada investigador podrá

tratar a profundidad aquellos que su exploración

requiera: Kierkegaard (subjetividad, angustia, la

experiencia, la elección); Nietzsche (La vuelta al

revés, el eterno retorno, amor fati); Husserl

(intencionalidad, fenomenología, reducción, noemanoesis,

actitud natural, método fenomenológico, epojé,

descripción, horizontalización); Heidegger (dasein,

ser-en-el-mundo, arrojados, mitsein o ser-con, das

man, autenticidad, uhneimlich, hermenéutica); Sartre

(libertad, existencia-esencia, mala fe, ser en sí, ser

para sí, ser para el otro); Simone de Beauvoir

(trascendencia vs inmanencia, seres sociales e

individuales, biología no es destino); Camus (el

absurdo, la rebelión, el mito de Sísifo); Jaspers

(primera persona, existenz, situaciones límites, ser en

situación); Marcel (espectador y participante, primera y

segunda reflexión, misterio, existencia intersubjetiva);

Merleau-Ponty (percepción, corporeidad, carne) Buber

(yo-tu, yo-ello, relacionalidad, diálogo, entre); Tillich

(duda, angustia, coraje de existir, culpa); Levinas (el

otro, responsabilidad relacional); Ricoeur (arco

hermenéutico, hermenéutica de la sospecha); Derrida

(differance, deconstrucción, opuestos binarios);

Gadamer (hermenéutica); Gendling (focusing);

Foucault (episteme, saber y poder, discurso) (Finlay,

2011; Martínez, 2009; Moran, 2011; Spinelli, 2007; van

Deurzen & Kenward, 2005)

Además de estos fundamentos filosóficos precisos,

debemos clarificar que si indagamos dentro de este

marco o epistemología, buscaremos tener lo que

algunos autores refieren como una actitud

fenomenológica, que incluye: un interés auténtico por

los particulares puntos de vista, perspectivas del

mundo, los otros y su experiencia; respeto por la

unicidad de dichas perspectivas, con sus diferencias y

semejanzas con las mías; conciencia de las propia

perspectivas y un fuerte énfasis en explorar con

descripciones; “parte de la premisa de que todo lo

vemos o interpretamos desde una perspectiva…”

(Flores Macías, 2013, pág. 65). Al no aceptar nuestro

“no saber”, como lo llama Ernesto Spinelli (Spinelli,

1997) (Spinelli, 2005) (Spinelli, 2007), refiriéndose a la

cultura y perspectiva del otro, podemos sostener que

somos alguien con acceso a la verdad, plantarnos

como superiores al otro, y además poner en duda que

“otros son diferentes de nosotros, que en tal diferencia

son legítimos” (Echeverría, 2006, pág. 169).

Tanto los fundamentos filosóficos, como la actitud

fenomenológica, son la base para trabajar con una

cosmovisión fenomenológica y soportan un tipo de

investigación donde se reflexione que el ‘deber ser’ y

lo ‘normal’, es muy distinto en cada comunidad. La

actitud fenomenológica como marco epistemológico,

debería acompañar no sólo el diseño de la

investigación, sino la recopilación de datos y,

definitivamente, la interpretación, análisis y

conclusiones de los mismos.


Enfoque, Modelo, Estrategia de

Investigación

Leer título en el número 17 de la Revista Latinoamericana de Psicología Existencial.


Fenomenología Trascendental o

Descriptiva

Husserl afirmó que las cosas en sí no podían

“inferirse”, sino experimentarse (Lozano Díaz, 2006),

por lo que en lugar de recurrir a la inferencia positivista

busca, por medio del método fenomenológico, la

descripción del sujeto que percibe, reconociendo y

validando el conocimiento subjetivo. Husserl era

matemático y utilizó la geometría “como la forma más

cierta del conocimiento, usándola como paradigma de

todo el conocimiento matemático y científico; toda

ciencia de este tipo se aseguraría la verdad si se

pudiera demostrar que el conocimiento de la

geometría está a salvo del relativismo” (Strathern,

2000, p. 20). En otras palabras, Husserl buscaba la

esencia de los fenómenos. Lo mismo que buscará el

investigador que aplique este método. Moustakas

define la investigación descriptiva como: una

estrategia de investigación en la que el investigador

identifica la esencia de las experiencias humanas

sobre un fenómeno tal como lo describen los

participantes (Creswell, 2009). Husserl enuncia que

todos tenemos nuestros propios juicios e ideas,

generados por experiencias de vida, y esta es la forma

normal como nos enfrentamos a todas nuestras

vivencias. “La actitud normal en la que todos nosotros

nos hallamos y vivimos es llamada por Husserl la

actitud natural” (Lozano Díaz, 2006, p. 20).


Continuar leyendo en el número 17 de la Revista Latinoamericana de Psicología Existencial...


En la investigación rigurosa se siguen los mismos

pasos. Se solicita al individuo que describa el

fenómeno estudiado, se hace epojé y se

horizontaliza. Según Nieswiadomy, hablando de la

fenomenología como modelo de investigación el

investigador pone entre paréntesis o deja de lado sus

propias experiencias para comprender las de los

participantes en el estudio (Creswell, 2009). Es por

ello que esta fenomenología conocida como

descriptiva está directamente ligada con la

Fenomenología Husserliana. Sin embargo, debemos

tener cuidado de no confundir epojé con objetividad.

Con demasiada frecuencia, el proceso de poner entre

paréntesis en la fenomenología se entiende

erróneamente como un ejercicio de objetividad, uno

realizado para minimizar el sesgo (Finlay, 2011). La

invitación no es a ser objetivo, sino a hacer a un lado

nuestra subjetividad, que se da por hecho. Incluso

Amadeo Giorgi, psicólogo reconocido por generar una

guía rigurosa para transformar este método filosófico

de Husserl, en un método de investigación en

psicología, con el objetivo de describir la estructura de

las experiencias (esencia), ha protestado por esta

confusión por parte de estudiantes (Finlay, 2011).


Continuar leyendo en el número 17 de la Revista Latinoamericana de Psicología Existencial...


Fenomenología Existencial Hermenéutica

(FEH)

Esta fenomenología no busca la esencia de las cosas,

ni enfatiza la descripción haciendo del lado los juicios.

Lo que busca es conocer la perspectiva particular de

la existencia de los individuos –a diferencia de la

esencia—. El punto central para Heidegger, es que no

hay una sola verdad. Afirma que la realidad consiste

en una especie de juego cotidiano, que sedimenta los

supuestos acerca de lo que es real. No hay por tanto

una esencia en las cosas. Para él lo que se debe

hacer es explorar las formas múltiples y diversas –y no

la forma única y específica—en que los seres

humanos se relacionan con el mundo (Moran, 2004).

No existe un mundo, sino mundos específicos para

cada persona en cada momento y situación. Su

acento está más puesto en la existencia, por ello se

suele llamar fenomenología existencial, en la cual se

puede afirmar que nunca se conocerá La realidad o La

verdad, sino una perspectiva de la realidad de lo que

se describe.


Continuar leyendo en el número 17 de la Revista Latinoamericana de Psicología Existencial... * Si quieres crear contenido en nuestro blog, puedes hacerte miembro ALPE y obtener los beneficios de descuentos en libros, cursos, entre otros que ofrecemos, es muy fácil

227 vistas

​Última Actualización: 1 de junio 2020.

© COPYRIGHT 2018-2020 Creado por CIR-EX

TÉRMINOS, CONDICIONES Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD

  • Facebook page
  • Twitter page
  • Instagram
  • Correo

Música: VANILLA SKY

de Lights & Motion